Mi Historia

Infancia y adolescencia

Desde que era muy pequeño, y no preguntéis cual es la razón, quise ser jugador de baloncesto. Amaba ese deporte, no es que el fútbol no me gustase, es que amaba el baloncesto. Mi ídolo de infancia, era Fernando Martín, imagino que algo común en esa época, para los amantes del basket.

Como cualquier chaval de la EGB, empecé jugando en el cole al baloncesto y oye, pues que no se daba mal. Y un día, sin que yo aún no me enterase muy bien de la mayoría de las cosas, un equipo de patio de colegio se fijó en mí.

El Estudiantes

En el crecí como persona y como jugador. Me inculcaron unos valores y una capacidad de esfuerzo y de sacrificio, que hoy agradezco enormemente y que en ese momento me llevaron a ser internacional con España, en categorías inferiores varios años.

Seguí camino y formé parte del equipo filial del Estu, donde hice amigos increíbles,  y durante un par de años subí también con el primer equipo. Me comía el mundo, me divertía, me olvide de lo necesario para seguir mejorando, me sobrevalore y un día, sin darme cuenta, el miedo vino a verme, para quedarse como un consejero oscuro, lo que me aparto de lo que debía hacer ,que era plantarme en su cara y gestionarlo.

La continuación de mi carrera

Salí de Estudiantes, con dolor, y mi carrera siguió en grandísimos equipos, Murcia, Alicante, Badajoz, la mítica Complu,… hasta que un día cansado por el miedo, lo deje. El miedo estuvo ahí siempre, pero no lo enfrente. Perdí mi esencia.

Me retiré, perdí algo que es parte de mí, lo enterré, justificandome en la mala suerte y que no tenía mecenas, que yo era y había sido muy bueno y que era injusto. El miedo hizo que no me responsabilizara, que no fuera consciente.

Me retiro del baloncesto

Me retiré, perdí algo que es parte de mí, lo enterré, justificandome en la mala suerte y que no tenía mecenas, que yo era y había sido muy bueno y que era injusto. El miedo hizo que no me responsabilizara, que no fuera consciente.

El esfuerzo

Me dedique a estudiar mucho, a trabajar y aunque seguía con miedo, con necesidad de mostrar cosas que no podía mostrar, con necesidad de ser más yo, empecé a darme cuenta de cosas, active mi consciencia y mi responsabilidad.

Me convertí en emprendedor, fundé dos compañías con diferente éxito y aunque el miedo seguía ahí, de vez en cuando lo enfrentaba, empezaba a gestionarlo.

El éxito y el fracaso aparecieron, el miedo seguía ahí, pero poco a poco lo aprendí a gestionar y un día, sentí la necesidad de que mi experiencia valiese a los demás y qué la mejor manera era darme a los demás y decidí certificarme como coach y como Educador y Planificador financiero (coach financiero si quieres). El propósito vital que me mueve,  es dar, hay que dar mucho, lo que puedas, y cuando más des, más recibirás de la vida.

Hoy en día…

Sé que soy y seré siempre jugador de baloncesto. Soy consciente de dónde estoy y hacia dónde quiero ir, y tengo un plan con el que estoy comprometido. El miedo es parte del camino, lo gestiono y me despido de él, aunque a veces aparece.

Así que me ilusiona poder acompañarte en tu camino.

Además de Coach Y Educador financiero soy…

▶️  Licenciado en derecho.

▶️  Master en dirección de empresas, MBA por IEDE.

▶️  Master en Asesoría Juridica de empresas por Cepade.

▶️  Programa de especialista en Mercados Financieros por el Instituto de Empresa.

▶️  Educador y planificador financiero, acreditado por la AEPF con nº de Registro 0079

▶️  Coach certificado por Escuela de Coaching InnerKey, registrada en la ICF.

▶️  Inversor en mercados financieros.

 
× ¿Hablamos?